Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Cualidades del software’ Category

Hace unos días una lectora del blog me comentaba el (mal) uso que hacían algunos compañeros de trabajo de los documentos electrónicos que archivan en sus ordenadores. Por una parte, y como valor positivo, utilizan firma digital para mejorar la seguridad de los documentos (la famosa integridad, confidencialidad y demás características que aporta la firma digital). Pero a continuación guardaban estos documentos (archivos) en sus propios ordenadores. Cada uno con su propio sistema de clasificación, con sus claves personales. Cada uno a su manera.

Obviamente lo que ganan por un lado (firma) lo pierden por otro (archivo disperso). ¡Qué fácil es ver este error si lo comparamos con el clásico archivo físico de documentos en papel! me comentaba esta lectora. Y me parece un buen ejercicio. Comparar lo “físico” con lo “virtual”. Tratar de copiar las mejores cualidades del archivo en papel al implementar un sistema de archivo digital. Y evitar sus defectos o problemas.

Con esa guía en mente, voy a dar un repaso informal al que debería ser nuestro sistema de archivo digital ideal. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Que los documentos electrónicos tienen ventajas sobre sus homólogos en papel nadie lo duda. Frente a los documentos físicos, como un libro o un album de fotos, sus versiones digitales son mucho más versátiles. No ocupan espacio. No pesan. Se comparten fácilmente… En cualquier disco duro de cualquier ordenador de sobremesa puede haber 100 ó 200 mil documentos. Sin apenas coste de almacenamiento. Un programa de gestión documental puede gestionar cientos de miles de archivos con soltura, proporcionando acceso inmediato a decenas de usuarios desde cualquier lugar. Y cualquiera de ellos puede compartirlo con quien desee con un par de clics de ratón.

Pero esa facilidad que es una de sus virtudes es también uno de sus defectos. Esa “capacidad” del documento electrónico de ser copiado, más bien clonado, ya que la copia es idéntica al original, y esa posibilidad de enviarlo a cualquier persona, o peor aún, a “la nube”, “subirlo a Internet”, “colgarlo en mi web o página en Facebook”, a “publicarlo en Twitter”… esta promiscuidad del archivo es también un grave defecto… cuando se utiliza de forma alocada, descuidada o, por qué no, con mala fe.

En estos días ha sido noticia recurrente en las portadas de los periódicos (al menos en los digitales, que son los que leo) la publicación de un video “inadecuado” de una concejala de un Ayuntamiento. No es un caso aislado. (más…)

Read Full Post »

“Competitividad” es una palabra de moda. A los políticos les encanta (les hace parecer preocupados por las empresas). Los vendedores de todo tipo de herramientas la usan continuamente (me incluyo). Los gestores de Administraciones Públicas y empresas la buscan afanosamente (también me incluyo).

“Burocracia” no es una palabra atractiva. Todo lo contrario. Tiene innegables connotaciones negativas. Es algo necesario, pero odioso. Hasta Mafalda la usa peyorativamente (es el nombre de su lentísima tortuga).

Desgraciadamente no podemos librarnos de la burocracia. De hecho, cada año que pasa su presencia (en la empresa) se hace más opresiva. ¡Está en todas partes! En forma de leyes, normas, reglamentos, obligaciones formales… (más…)

Read Full Post »

multiplica la velocidad de tu portátilNo, no voy a hablar de Einstein, ni de los neutrinos, ni siquiera del bosón de Higs. Aunque llevará un rato, acabaré hablando sobre programas de ordenador, cómo elegir el mejor, o hacerlo, si eres programador.

Es curioso lo subjetivo que es el tiempo. Sobre todo cuando estás esperando. Hace unos años leí un artículo en el que comentaban un estudio realizado en varios aeropuertos. Preguntaban a ejecutivos con pinta de estar muy ocupados y que estaban esperando la salida de su avión en cuánto valoraban su tiempo. Pero con un matiz: cuánto estarían dispuestos a pagar por ahorrar una hora de espera, y cuánto pedirían cobrar por esperar una hora más de lo previsto. Sorprendentemente las cantidades siempre eran distintas (aunque ahora no recuerdo cuál era mayor).

Todos valoramos nuestro tiempo. De hecho, muchas empresas cobran sus servicos en horas/hombre. Un fontanero, quizás unos 30€. Un técnico de informática que va a tu oficina a quitar un virus o configurar el correo, 52€. Un abogado especialista en divorcios en Los Angeles: 500$ (o eso al menos es lo que nos quieren hacer creer en las películas). (más…)

Read Full Post »

« Newer Posts